Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

cuenca

Santuarios de la Alcarria

Una obra esperada, casi mítica, que en Cuenca especialmente y en la Alcarria toda se consideró siempre como fundamental para conocer, de primera mano, la historia de algunos pueblos y sus santuarios en las fronteras del Tajo, el Guadiela y el Cabriel… ese viejo manuscrito que todos sabíamos había escrito Baltasar Porreño, pero que nadie encontraba, por fin sale a la luz. Y con su mismo título de “Santuarios del Obispado de Cuenca y personas ilustres en santidad que en él ha habido”. Una paciente tarea de búsqueda y analisis  Esta obra que hoy nos llega es capaz de introducirnos ampliamente en la vida y obra de uno de los escritores más prolíficos del Siglo de Oro, y también de los menos conocidos. Porque Baltasar Porreño nos dejó mucha obra que, en parte fue impresa, y en parte quedó inédita, en manuscrito, y de esta mucha se ha perdido. Sabemos que pasó su vida escribiendo, poniendo sobre el papel sus infinitos conocimientos, pero no llegó a ver impresa sino una mínima parte de esa ingente obra. Hoy, por suerte, vemos que se pone en manos de los lectores y curiosos del siglo XXI la buscadísima Relación de los Santuarios de Cuenca, que durante siglos anduvo perdida en añejos archivos. El trabajo que nos ofrece en esta ocasión la especialista en filología, y profesora de la Universidad Autónoma de Madrid, Pilar Hualde Pascual, es muy ambicioso, y el gran tamaño de esta obra, y su enorme carga gráfica, ha impuesto el destino final de la edición: esto es, se ha optado por sacarlo en formato digital, como PDF, grabado en disco incluido en carpeta de plástico, con carátula que le da portada y explica su contenido. Baltasar Porreño, un gran historiador alcarreño La Introducción o capítulo I de este libro está dedicado, con gran amplitud, al análisis biográfico y búsqueda bibliográfica de Baltasar Porreño. Nacido en Cuenca, en 1569, en el seno de una familia de intelectuales, estudiosos y artistas, se formó en la Universidad de Alcalá de Henares, y se ordenó de clérigo, actuando ya muy joven como Vicario General de la diócesis de Cuenca, y viviendo luego y optando por ser “cura de pueblo” en Huete, Sacedón y Córcoles, fundamentalmente. La mayor parte de su obra la escribió durante su estancia en Sacedón, que duró varios decenios. La autora de este libro analiza los escritos de Porreño, dividiéndolos en libros impresos (los […]

Un nuevo Alvar Fáñez que amplía su territorio

En estos días aparece un libro, que va a ser presentado precisamente esta tarde, en el Palacio del Infantado, en el que se nos dan noticias importantes, por lo novedosas, de uno de los personajes que, siempre a caballo entre la historia y la leyenda, ha sido venerado en Guadalajara como héroe y conquistador. El libro, que va firmado por Plácido Ballesteros San José, se encarga de sacar a don Alvar Fáñez de Minaya de la Leyenda, poniéndole casa en la Historia. Y lo primero que hace es quitarle el apelativo, y dejarle en Fáñez sin más. Lo del Minaya, al parecer, era un complemento cariñoso que equivalía a “mi hermano” o algo así, utilizado entre amigos en la Castilla medieval. Una buena dosis de estudio y meditación sobre los documentos (el único y el más seguro camino para la investigación en Historia) permiten a Plácido Ballesteros entregarnos, a través de las líneas de su apasionante estudio, la figura de un nuevo personaje, que solo hereda del anterior su aura de caballero esforzado y valiente, de político tenaz y gestor consciente de las tareas que su monarca le había asignado. Y que no eran otras que las de dirigir las huestes de su ejército, y, cuando ya muerto el rey Alfonso VI, y la nación se entregó a una anarquía en la que nadie sabía quien mandaba, Alvar Fáñez se encargó de la tarea más dura y capital, la de defender el reino, y en especial su capital, Toledo, del enemigo islámico que apuntaba a reconquistarla: durante los años 1109 a 1114, Alvar Fáñez fue el capitán general del ejército castellano en la defensa de la línea del Tajo y de Toledo frente al poder almorávide comandado por Alí Ben Yusuf. Una biografía clara y lineal Nacido en una familia de infanzones de la Bureba, concretamente en el valle de Orbaneja, perteneció a la familia de los Fáñez, y casó con Mayor Pérez, hija del conde Pedro Ansúrez, uno de los más firmes apoyos en Castilla de la monarquía. Su infancia la vivió sabiendo de los conflictos surgidos entre los hijos del rey de León Fernando el primero, los cuales fueron sucesivamente anulados (García preso de por vida, Sancho asesinado en el cerco de Zamora, y Urraca y Elisa de figurantes en corte) por el más fuerte de todos, Alfonso el sexto, quien gobernaría una nación fuerte y unida durante […]

Los mejores puentes de Castilla la Mancha

En todas partes donde hay ríos se ven puentes, obligadamente. En la Antigüedad, los ríos eran las verdaderas fronteras, los límites tangibles de las naciones. Porque con un burro y tus propias piernas, podías cruzar cordilleras, por altas que fuesen, pero un río, sin una barca en que montarte, era imposible cruzar. En los puentes se puso, además de la frontera, el uso que más fortuna ha hecho entre los humanos: el cobro de impuestos por parte de la autoridad que gobierna el puente. En la parte de Castilla en que vivimos, la ahora denominada Castilla la Mancha, y que cubre la meseta inferior de Castilla hasta el Tajo y la Mancha, hay pocos ríos, es una tierra más bien seca. Así y todo, especialmente en la cabecera de sus cuencas hidrográficas, y especialmente enla del Tajo, llueve bastante y de ella salen muchos ríos. Las actuales provincias de Guadalajara y Cuenca son, por tanto, las que más puentes tienen. Vamos a viajar por las cinco provincias, y destacar al menos un puente en cada una de ellas.