Un libro fundamental sobre Guadalajara

Cronica y Guia de Guadalajara

Crónica y Guía de la provincia de Guadalajara. Edita Excmª Diputación Provincial de Guadalajara, 1ª edición 1983, 2ª edición 1988. 798 páginas, cientos de ilustraciones, mapas, dibujos, fotos a color. Autor: Antonio Herrera Casado.

Con prólogo de Camilo José Cela, este es el gran libro que escribió Herrera Casado en sus mejores años productivos: el empeño era considerable, pero se consumó. Trataba de reunir en un solo libro toda la información esencial (historia, patrimonio, costumbres, personajes, paisajes) de todos los pueblos de la provincia de Guadalajara. Para que cualquiera que iniciara una investigación, un trabajo o una búsqueda sobre alguno de ellos, tuviera en las manos la información esencial sobre la que seguir indagando y profundizando. Así es por lo que Cela en su prólogo le denomina “libro herramienta”, porque es un apoyo a cualquier investigación o trabajo sobre los pueblos de Guadalajara. Un libor imprescindible para quien desee abrirse caminos por la tierra de Guadalajara.

Una introducción muy amplia nos habla de la Historia de la provincia y sus pueblos, de su estructura geográfica, de las tendencias del arte y el patrimonio en lo ancho y largo de su geografía, así como establece con claridad y contundencia la división de la provincia en sus cuatro comarcas: la Campiña, la Alcarria, las Serranías y el Señorío de Molina, adscribiendo a cada una de ellas los correspondientes pueblos. Con esa división se presentan todos los núcleos poblacionales, llevando delante de cada comarca un estudio de la misma.

En los pueblos, que son algunos tan breves que solo diez líneas ocupan, mientras que otros se pasean por decenas de páginas, el autor comenta siempre, de entrada, su situación geográfica, con unas pinceladas que parecen de pintor; le siguen los datos históricos de la población, y siempre la descripción de su patrimonio artístico y cultural, en el que no solo entran los edificios señalados (iglesias, fuentes, palacios, puentes, picotas, plazas…) sino la memoria de sus personajes importantes, y las fiestas y celebraciones populares, no olvidando las peculiaridades gastronómicas de cada lugar.

Evidentemente, con el paso de los años, muchas cosas han cambiado de las que en este libro se cuentan. En los últimos 30 años la provincia de Guadalajara ha sufrido algunas pérdidas, pero ha recibido muchas más ganancias. Muchos edificios de los que el autor se lamenta que están en trance de perderse, han sido restaurados, y algunos otros que aún se describen, han desaparecido. Es precisamente ese cambio en muchos lugares, lo que evidencia que Guadalajara sigue viva, y en marcha, lo que está pidiendo una nueva edición, actualizada, de esta obra, que a pesar de haber conocido dos ediciones con miles de libros de tirada, es hoy difícil de encontrar, por lo que serían muchos lectores y “alcarreñistas” de nuevas generaciones los que agradecerían esa aparición que, en todo caso, se nos antoja difícil porque los costes de edición de un libro que es casi una enciclopedia, se alzan a las nubes, y las instituciones públicas, que serían las que tendrían que patrocinar este tipo de ediciones, no están hoy por apoyar los libros. Sabemos que el autor, incansable a pesar de su edad, continúa trabajando en su Crónica y Guía, y cada día se sienta ante el ordenador y actualiza datos, corrige errores, pone a punto esta maquinaria que, se la mire como se la mire, siempre será un instrumento imprescindible de conocimiento de su tierra guadalajareña para las generaciones futuras. La tercera edición, de 2017, está actualizada, en formato digital, y es interactiva, lo cual supone un mayor valor de uso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *