La Colección . . .

Tierra de Guadalajara

Desde su inicio, la editorial Aache de Guadalajara se propuso recopilar todos los escritos, informaciones, estudios y monografías que fueran referidos a Guadalajara y provincia. En la creencia de que el conocimiento, y el consiguiente aprecio, de las raíces culturales de una tierra, conllevan su protección, y el íntegro mantenimiento de un territorio, que va más allá de las medidas políticas que le atañen.

En este sentido, se crearon diversas colecciones para atender a los estudios científicos, la creación literaria, los manuales de rutas y camino, y por supuesto las monografías divulgadoras de la riqueza monumental, festiva, gastronómica, y cultural por excelencia, de Guadalajara. Nació entonces la Colección de libros “Tierra de Guadalajara”. Era el año 1978, y comenzó con un estudio / guía titulado “Sigüenza, ciudad medieval”, que ha servido a más de 5.000 personas para conocer la ciudad a través de sus páginas.

En los últimos días del año 2016 aparece el número 101 de esa colección, y haciéndole un guiño al primero, se encarga de mostrarons con todo detalle “La catedral de Sigüenza”. El autor de ambos, el incansable escritor, historiador y divulgador de nuestras esencias, el Cronista Provincial profesor Antonio Herrera Casado.

De ese centenar de títulos, algunos deben ser destacados por lo que han supuesto de novedad y revulsivo en la visión tradicional de la provincia. Desde “El patrimonio desaparecido de Guadalajara” del profesor García de Paz, a “La Cocina de Guadalajara” del doctor Martínez Gómez-Gordo. Y desde las “Artesanías tradicionales de Guadalajara” de Castellote Herrero, al gran estudio sobre “Los grabados de la Cueva de los Casares” del grupo de investigadores Amigos del Arte Paleolítico.

Entre los autores, nombres aplaudidos y reconocidos unánimemente como estudiosos acreditados de la tierra alcarreña: desde José Ramón López de los Mozos, en los temas de la tradición y el costumbrismo, a Francisco Layna Serrano, en el análisis de los castillos. O desde Tomás Gismera Velasco, en lo relativo a Atienza, hasta José Serrano Belinchón, en las andanzas camineras por la Alcarria.

Precisamente una recopilación de temas, de autores y de propuestas fue lo que constituyó, con una estrategia previamente meditada, el número 100 de la Colección, aparecido en febrero de 2016. El libro “100 propuestas esenciales para conocer Guadalajara” volvía a plantear la breve pero clara visión de temas arqueológicos (Recópolis, Zaorejas, Casares), de edificios románicos (Carabias, Cifuentes, Pinilla), de viejos monasterios medievales (Bonaval, Monsalud, Buenafuente), de las joyas de la ciudad de Guadalajara (el puente árabe, el teatro Buero, el palacio ducal del Infantado) hasta unos finales toques en torno a la Naturaleza (el Alto Tajo, el Ocejón, los quejigares del Tajuña medio) y el costumbrismo (con una evocación descriptiva de los encierros de Brihuega, el Maratón de los Cuentos de Guadalajara, o las botargas serranas).

 

Todo ello salpicado de fichas ilustradas a todo color sobre retablos, fuentes, museos, panteones, mieles y firmamentos !!! Un apasionante recorrido por la provincia de Guadalajara que en ese número 100 se resume elocuente, pero que no es sino el colofón, y ahora el inicio, de cientos de títulos relevantes. La esencia de la provincia de Guadalajara. Y no hace falta decir nada más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *