Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

La romería al Santo Alto Rey

 

El próximo sábado se celebrara en nuestra provincia una de las manifestaciones folclóricas de mayor tradición y vistosidad, una de esas conjunciones de hechos y de ancestralismos, de gentes y querencias que constituyen lo que puede calificarse como un exponente claro de la religiosidad innata en el pueblo de Guadalajara. Será en esta ocasión la población serrana, las gentes de aquellas alturas de Albendiego y Aldeanueva de Atienza, de Bustares y La Nava, de Somolinos, el Ordial, incluso de los recónditos lugares de Gascueña y Prádena, quienes pondrán de manifiesto, un año más, su fe y su entusiasmo por mantener vivas las costumbres heredadas de sus ancestros.

El origen de esta celebración es muy remoto, pues ya en el siglo XVI se tenía por tradicional y antigua esta costumbre. En las Relaciones Topográficas de estos pueblos, enviadas en 1580 a Felipe II, se decía respecto a Bustares: … a media legua de dicho lugar esta en lo alto de la Sierra una casa y ermita que se nombra o llama del Señor Rey de la Majes­tad, la cual es de grandisima devocion, y a donde por esta causa acuden y vienen gentes de muchas partes.

Las romerías tradicionales de todos los pueblos de la comarca, se realizaban antiguamente en la época de primavera. Además la costumbre imponía que fuera cada pueblo por separado el que ascendiera a la ermita y festejara al Santo Rey de forma individual. De este modo, Albendiego tenia su romería al monte la víspera de la Ascensión; Somolinos lo hacia el día antes; Aldeanueva de Atienza subía por la pascua de la Ascensión, mientras que Bustares y La Nava lo hacían juntos el día 13 de junio, festividad de San Antonio; también tenían días propios para ascender al Alto Rey en romería los lugares de Prádena de Atienza y Gascueña de Bornova. Las romerías más antiguas, sin duda alguna eran las protagonizadas por los pueblos de Albendiego, Bustares y Aldeanueva de Atienza, pues la ermita se sitúa justamente en el punto en que confluyen los límites de esos tres municipios.

Tras la guerra civil española, la despoblación de la zona impuso la costumbre de ascender en romería todos los pueblos comarcanos juntos, estableciéndose la fecha del 12 de septiembre para hacerlo. Existe la tradición de que este cambio de fecha, de la primavera al final de verano, se hizo tras haber caído, en cierta ocasión, un rayo sobre la ermita en el transcurso de una romería, matando a varias personas. Parecen ser especialmente numerosas las tormentas eléctricas en ese mes de mayo en la comarca serrana, y ello también influyo en el cambio de fechas. De tal modo, hoy se celebra en septiembre, haciéndolo un sábado de los comienzos del mes, previamente establecido por los pueblos que participan.

La festividad de la Romería al Santo Alto Rey consiste en la llegada hasta la ermita, en la cúspide de la montaña, de gran numero de personas que acuden mas o menos agrupadas por pueblos. Cada pueblo trae al frente de su representación al alcalde, concejales, párroco y cruz parroquial, con los pendones y estandartes propios del municipio. La mayor parte de las gentes suben en automóviles, a través de la carretera construida por el Ejército hasta unas instalaciones militares situadas en el extremo norte de la cumbre. Otras muchas gentes suben a pie por las laderas, desde sus respectivos pueblos, e incluso algunos ascienden, por penitencia o promesa, descalzos o haciendo los últimos tramos de rodillas. Algunas mujeres arrojan piedras en las orillas de los caminos que proceden de los distintos pueblos, formando los que llaman «mojón de cantos», al tiempo que rezan un Padrenuestro o alguna otra oración.

Una vez congregados en la altura todos los romeros, que proceden de Albendiego, Aldeanueva de Atienza, Bustares, Gascueña de Bornova, La Nava, Las Navas de Jadraque, Prádena de Atienza, El Ordial, Somolinos y otros pueblos colindantes, se celebra una misa al aire libre, en el lugar conocido como «las vueltas del Santo», ante las imágenes que durante todo el ano se custodian en Albendiego y ese DIA son subidas por los romeros. Desde allí se celebra una procesión litúrgica con las autoridades de los pueblos, las cruces parroquiales, y los santos, llegando a la puerta de la ermita donde se celebra la subasta de las andas (en realidad se subastan los «bandos» o brazos de las andas) y de cuanto los romeros han ofrecido. Después de estos actos religiosos, las gentes se reúnen por grupos a comer en el monte, celebrándose en estos últimos años otras manifestaciones populares como «pregón» literario, concurso de trajes típicos serranos, concursos de jotas y rondas, etc.

En resumen, que será una buena ocasión la de este próximo sábado para acercarse hasta Bustares, y tomando la carretera que poco mas arriba se dirige hacia las instalaciones militares del Santo Alto Rey, ascender cómodamente hasta el aire limpio, nítido y refrescante de la altura, y fundirse allí en el sonido y la vibración autenticas de los pueblos serranos de nuestra provincia, en un acto en el que emana con autenticidad la esencia de nuestra tierra, la pura realidad de Guadalajara.

Be Sociable, Share!

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *