Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

zarzuela de jadraque

Patrimonio artístico de Zarzuela de Jadraque

En esta ocasión voy a hacer un repaso exhaustivo de lo que en el aspecto artístico contiene la iglesia parroquial de Zarzuela de Jadraque. El pasado mes de octubre, con ocasión de haberse celebrado en esa villa el VI Día de la Sierra, tuve la suerte de encontrar abierta la puerta de la iglesia, cosa que ya no es nada frecuente en los pueblos serranos y del resto de comarcas. Una vez dentro, me deslumbraron varias cosas. A mencionarlas, estudiarlas y señalar su valor me dedico en las siguientes líneas. Ya el exterior del templo de Zarzuela de Jadraque, dedicado a San Clemente Romano, es bastante interesante. La iglesia es muy rural y sencilla, fabricada con sillarejo y sin apenas elementos de relieve arquitectónico, aparte de los indispensables de fundamento tectónico: muros, puerta a mediodía, y sobre el hastial de poniente una espadaña maciza con dos vanos para las campanas, todo ello realizado con un simplismo y efectividad que nos remiten de inmediato a las formas románicas, y al siglo XIII aproximadamente como el de su construcción. Pero quizás lo más llamativo del templo de Zarzuela, al menos en mi opinión, es la situación en que se encuentra, coronando un gran peñasco granítico que visto desde la calle que accede al edificio, y un poco en perspectiva, nos da la sensación de tener peana propia. Estas cosas –lo digo porque lo ví el mismo día que visité esta iglesia- apenas si la importa a la gente. Pero yo insisto en que se vaya con un poco de sensibilidad hacia las formas y las perspectivas para captar la enorme belleza que un templo así tiene. De esa manera no sólo se visita, se circuye, se anota en la memoria, sino que se disfruta. Y en el fondo, ¿qué es la vida sino un intento de pasárselo bien? Yo lo consigo mirando estas viejas iglesias románicas subidas a lo alto de una roca. La pila bautismal Tan antigua como la iglesia es la pila bautismal. Suele ocurrir: el elemento mueble más antiguo de los templos de nuestra provincia, y en general de España, es la pila bautismal. Porque se hacía con elemento tan pesado como la piedra del entorno, y porque su uso no suponía un deterioro, por lo que nunca se cambiaba. Así ocurre que antes se ha derribado la iglesia y levantado otra nueva en su lugar, que cambiar de […]

Nos vemos en Zarzuela de las Ollas

Mañana sábado 19 de octubre se va a celebrar, por sexto año consecutivo, el “Día de la Sierra”, y el encuentro va a tener lugar en Zarzuela de Jadraque. Un lugar emblemático, especialmente por su producción alfarera durante siglos, que le ha supuesto ser conocido el enclave como “Zarzuela de las Ollas”. Un encuentro de gentes y cosas que mantienen con vida ese espacio tan frágil (y en apariencia tan firme) que es la Sierra Norte de Guadalajara. Nos vemos allí, porque es obligado estar, apoyando. Entre los actos, charlas, exposiciones y juegos que tendrán lugar mañana en Zarzuela, destaco dos por su especial relieve: uno es la concesión en este 2013 del nombramiento de “Serrano del Año” a don Tomás Gismera Velasco, que tantas pruebas ha dado a lo largo de su dilatada carrera como escritor y hombre de comunicación permanente, de su amor por la tierra en que nació (la altiva cúspide de Atienza) y por los territorios que la rodean. Otro es el pregón que pronunciará en la ocasión el periodista y escritor, compañero de estas páginas, don José Serrano Belinchón, que sabemos está preparando una intervención de hondo calado. Qué es y dónde está Zarzuela de las Ollas Empezaremos por decir que es Zarzuela de Jadraque (su nombre oficial) un pueblecito de la serranía guadalajareña, alzado en un recuesto que por sus lados se acompaña de sendos profundos barrancos, que darán a la larga en el río Bornova, el que trae las gélidas aguas de los altos picos del Alto Rey. Pero que de siempre, desde hace siglos, a Zarzuela le conocen con otro apellido, con el “de las Ollas” que obtuvo por ser lugar de enorme producción alfarera, algo así como un polígono industrial escondido entre los repliegues de los montuosos espacios serranos. Esa actualidad permanente que ofrece Zarzuela de las Ollas se completó no hace mucho por la aparición de un libro que trata de esos elementos que allí se produjeron durante siglos. El libro, del que luego hablaré, fue escrito por dos personas del pueblo, María Angeles Perucha y Miguel Angel Rodríguez, muy comprometidos con la esencia de Zarzuela y su permanente lanzamiento mediático y social. Historia de una artesanía La fabricación de ollas en Zarzuela ha sido, (hoy ya no existe) más un actividad industrial que artesana. Se tiende a llamar artesanía a todo aquello que hace siglos, o decenios, servía para […]