Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

diciembre 14th, 2012:

Las esquinas europeas del escudo de Yebes

 Hace pocos días se presentaba en Yebes el libro que trata de su historia, de sus personajes, de su patrimonio y de mil curiosidades anejas a este pueblo alcarreño, ahora más cerca que nunca a Guadalajara, porque su barrio más emblemático, la Ciudad Valdeluz, está a 5 minutos del centro.

Una de las anécdotas que más ha gustado de este libro es la evolución de su escudo heráldico municipal, del que aparece una página a todo color enseñando su evolución y sus causas.

Este es el blasonado oficial del escudo heráldico municipal de Yebes: “En campo de azur, un castillo de plata con dos torrecillas a los lados y entre ellas un árbol de sinople cuyas raíces salen por la puerta del castillo, Por timbre lleva la corona real”. Fue creado este símbolo en 1988 por García Muñoz y Grupeli Gardel tras los estudios que estos autores realizaron sobre la historia de Yebes, y con el consejo que obtuvieron de don Eduardo Figueroa y Alonso-Martínez, octavo conde de Yebes, quien les propuso contar con la estructura heráldica que desde el siglo XVII utilizaron los señores de la villa, que tuvieron el condado de Yebes por concesión de Felipe IV. Cosa que ocurrió a mediados del siglo XVII, exactamente el 8 de septiembre de 1648.

Los autores del diseño del escudo dieron una explicación un tanto literaria del mismo, por cuanto explicaban en su informe previo que con estos muebles (castillo y árbol) se hacía hincapié que Yebes es de Castilla y en su escudo aparece un castillo como tal. “Además, tiene un árbol grande y fuerte –decían- en el que podemos recordar el último olmo perdido por la grafiosis, el olmo que existió en la Plaza de Arriba, la olma de la ermita, e incluso el que existe en la Plazuela de la Olma”.

Además del escudo, el Ayuntamiento posee como emblema desplegable para sus fiestas y actos públicos una bandera, compuesta de tres franjas horizontales, en la que el color azul tiñe la superior, el blanco la central yel rojola inferior. Este diseño fue de la autoría dela Sociedad Españolade Vexilología, a la cual también se le encargó proyecto de escudo, saliendo con una propuesta tan original como rocambolesca pues los expertos de esta institución proponían seleccionar dos temas para el escudo: uno del pasado remoto y otro de actualidad. De la historia antigua echaron mano de la existencia de un poblado y una necrópolis ibérica. Del presente, el Observatorio Astronómico próximo al pueblo. El resultado era un escudo cortado, el primero de gules con dos tumbas de plata, y el segundo de azur con un telescopio asomando que más se parecía a una batería antiaérea. Al final, el Ayuntamiento decidió aprobar el escudo inicial propuesto por García Muñoz y Grupeli Gardel y la bandera, en el pleno de 13 de abril de 2005, día de San Hermenegildo y San Martín.

Modernamente, y elaborado por el Gabinete de Comunicación del Ayuntamiento de Yebes, se ha adoptado un logotipo que tiene su raíz en el escudo heráldico. Así vemos que aparece la silueta del castillo superpuesta sobre el olmo, y sin olvidar las raíces: una imagen moderna y funcional que se representa siempre con el código numérico Pantone 534, un azul oscuro que se ha convertido en el color oficial dela institución. Asípuede ser reproducido con fidelidad, y dar su imagen nítida en cualquier soporte, desde el papel timbrado oficial a una camiseta. La evolución de la historia hasta el simbolismo cotidiano, eso es lo que representa la heráldica municipal, que en el caso de Yebes está bien medida y hasta aquí anotada con cifras y datos.

Los orígenes de Imbrea

Pero la historia y el significado del escudo de Yebes no acaba aquí. Más bien empieza aquí, porque el escudo oficial, y tal como explicaban sus autores, va más allá de representar el castillo de Castilla, y el olmo de la plaza de Arriba. Más allá incluso de haber sido las armas propias del primer señor de Yebes en el siglo XVII. Este escudo es el dela familia Imbrea, un grupo de gentes que alcanzaron un gran poder (el que da el dinero) a mediados del siglo XVI, y que desde su pueblo de origen, Imbrea, en la costa de Liguria, llegaron a Génova donde alzaron imponentes palacios en los que vivieron y regentaron su negocio, el de la Banca prestamista a muy altos niveles.

Hace poco paseaba yo por Génova, y mis amables guías me llevaron a lo que ellos opinaban que era uno de los lugares donde el poder más alto se destilaba desde los muros de sus edificios. Concretamente se referían ala Vía Garibaldi, así llamada una calle peatonal de la parte alta del viejo Génova, y que antiguamente fue denominada Strada Nuova porque en el siglo XVII se decidió construir un lugar emblemático en el que las grandes fortunas genovesas, que por entonces controlaban el mundo de las finanzas a nivel universal, tuvieran sus palacios primeros. (más…)