Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

millana

Felipe Diriksen y su memoria en Millana

Fruto de un “viaje cultural” que hace pocas fechas realizamos los Amigos de la Biblioteca de Guadalajara, es el descubrimiento (por el grupo que fuimos) de una obra de arte extraordinaria, y hasta ahora muy poco conocida. Porque merece ser proclamada y divulgada su existencia, hago ahora este recuerdo de Felipe Diriksen y su “remake” del Descendimiento de Rubens. En Millana, en la Hoya del Infantado, junto al Guadiela, existe una iglesia de estilo románico de la que publiqué hace escasas fechas unas anotaciones de mis “Lecturas de Patrimonio”. En su interior, en el que no abundan las obras de arte, destaca sin embargo un gran cuadro que, durante siglos en oscuridad y olvido, ha sido recientemente restaurado gracias al apoyo económico y el entusiasmo de la Fundación “Virgen de la Fuensanta”, que además de su apoyo ejemplar a las personas con discapacidades, también ha realizado acciones para el fomento y conservación del Patrimonio cultural del municipio de Millana. En este caso se ha tratado de la investigación, restauración y recuperación para su admiración de “El Descendimiento de la Cruz” pintado en 1643 por Felipe Diricksen, un pintor barroco español, que mide 210 x 292 cms. y que en las tareas de recuperación quedó clara su trayectoria, pues ya se sabe que llegó a la iglesia de Millana por el encargo que realizó y pagó en el siglo XVII el capellán Julián Fernández (hijo de Millana) y racionero de la catedral de Toledo, al propio pintor Diricksen, a la sazón pintor de la corte con Felipe III y luego con su hijo Felipe IV. En 2011 acabaron las tareas de restauración, que han conseguido recuperar formas y colores, aportando el gran valor de este patrimonio artístico a la villa alcarreña de Millana. El cuadro En este cuadro de grandes proporciones y estructura vertical se refleja, en copia, la gran obra del pintor flamenco Pedro Pablo Rubens, uno de los puntales del arte pictórico universal. Pedro Pablo Rubens, flamenco de Amberes, hombre famoso y rico, viajó por toda Europa, siendo aclamado en España y tomado de referencia en la corte de los Austrias. Este cuadro, pintado para centrar un tríptico en la catedral de su ciudad natal, pleno de formas y colores, está organizado en torno a la figura en diagonal de Cristo y la tela de lino blanco sobre la que se desliza su cuerpo. Cristo aparece ya muerto y […]

Guadalajara medieval

Hoy se inaugura en Sigüenza el primer Congreso de Arqueología Medieval de Guadalajara, que durante 3 días va a protagonizar de algún modo la vida cultural y científica en este inicio del verano guadalajareño. Los profesores Guillermo García-Contreras (U. de Granada) y Lauro Olmo (U. de Alcalá) van a conducir con sabia mano las sesiones de este Congreso, que se iniciará con un Homenaje a quien tanto batalló, durante decenios, por la cultura seguntina, su cronista doctor Martínez Gómez-Gordo, recientemente fallecido. Lo que conocemos acerca de la prehistoria, la historia antigua, la época medieval, en Guadalajara, es apenas un pequeño fragmento de lo que en realidad ocurrió y todavía queda por descubrir, estudiar, analizar y exponer a las generaciones futuras. Para ello, se han propuesto una veintena de historiadores, arqueólogos y estudiosos de los tiempos viejos, entre hoy viernes y el domingo, comunicar sus más recientes hallazgos, sus investigaciones y excavaciones, así como visitar espacios en los que la Edad Media es todavía protagonista, e incluso debatir, al final de mañana sábado, en una mesa redonda, sobre los aspectos diversos que el patrimonio medieval seguntino mantiene bajo velos. Las sesiones tendrán lugar en el espacio cultural “El Pósito” de Sigüenza, y la asistencia es libre, debiendo estar inscrito, no obstante, para participar en las visitas guiadas y excursión del domingo, así como para recibir las actas del Congreso. En busca del paleoambiente  El Congreso reunirá a un grupo de expertos que investigan sobre el periodo medieval de las distintas regiones y comarcas del centro peninsular. En él se darán a conocer resultados de investigaciones que siguen inéditas (sobre todo excavaciones), y se propondrán nuevas vías de conocimiento del período medieval, sobre todo para la reconstrucción del paleoambiente, como llamada de atención sobre las carencias que aún tiene la historiografía sobre el periodo medieval en Guadalajara. Esto del paleoambiente suscita interrogantes entre muchos que se acercan a la historiografía medieval. Pero no es nada difícil entenderlo: se refiere al estudio de cómo en un determinado momento (la Edad Media, en nuestro caso) se mostraba la Naturaleza en nuestro entorno. Cuáles eran su clima, sus paisajes, la abundancia o escasez de agua, la existencia o no de fauna, de recursos naturales, de dificultades para la vida, de elementos que los hombres construyen para vencer a esa Naturaleza y a ese ambiente en el que deben desarrollarse. El paleoambiente relativo a edades muy […]

La iconografía románica en Guadalajara

Desde la Semana Santa de este año se está constatando el aumento de viajeros por los caminos de nuestra tierra. Aunque sigue ganando la partida el turismo de sol, el ansia de playa y la fruición de tomar cañas en los chiringuitos, también es cierto que cada día van aumentando los que, mochila al hombro, en cuatro-por-cuatro, o con la familia a cuestas, se van por estos pueblos nuestros de tierra adentro, a tratar de descubrir ese vientre que late, que murmura y nos espera: el vientre de la tierra madre, que aunque ya no se le puede llamar “patria” por estética, los sentimientos que crea son muy similares, muy de vecindad. Nos gusta ir a patear la tierra de nuestros mayores, descubrir qué queda de aquello que los abuelos nos contaron. Y Guadalajara ha dado, entre otras cosas, muchos abuelos. Muchos hombres y mujeres que aquí nacieron, trabajaron, amaron y se despidieron del mundo entre estampas y campanas. En sus pueblos de la Sierra, del Henares, de la paramera molinesa, de las Alcarrias, quedan todavía edificios y plazas, arboledas y arroyos, huellas palpables de otra vida. Vamos a descubrirla. La tradición romana en Beleña Abro mi libro con el estudio de uno de los monumentos que más han chocado a los viajeros del románico alcarreño: en este caso la iglesia de San Miguel, en Beleña de Sorbe, un pueblecito perdido en los declives serranos cerca de Cogolludo. Un templo construido en el siglo XIII, del que tras posteriores reformas solo queda de original la galería porticada que le precede y su portada, de arcos semicirculares, cubierta de piedras talladas que representan los meses del año en forma de personajes interpretando las más características tareas, fiel reflejo de una vida antigua. Además de los labradores que aran la tierra, de los señores que se dan banquetes, de las jovencitas de hacen sonar los crótalos primaverales y de los guerreros que andan a cazar con azores, hay una serie de capiteles que muestran escenas bíblica y que en su conjunto proponen al espectador, especialmente al de aquellos tiempos, un mensaje nítido de cómo planear la vida para salvarla. El sonido del infierno en Cifuentes  Aparece luego el estudio de la portada de Santiago en la iglesia parroquial de Cifuentes. De una época muy concreta (hacia 1265) en ella aparecen personajes reales que los libros de historia nos retratan superficialmente, y aquí […]