Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

agosto 2nd, 1991:

Los Museos de Guadalajara

 

Son escasos los museos existentes en la provincia de Guadalajara, pero bastante interesantes. De iniciativa pública el del Palacio del Infantado, y el resto debidos a la privada gestión de la iglesia, destacan concretamente el Museo Provincial de Bellas Artes, instalado en la planta baja del Palacio del Infantado, cuidado por Diputación Provincial y Consejería de Educación de la Junta de Comunidades; el Museo Diocesano de Arte Antiguo de Sigüenza; el Museo de Arte de Atienza, y los museos de Pastrana: el carmelita y el de la colegiata, todos ellos de titularidad eclesial.

En el Museo de la capital, destaca en su salón principal la estatua sepulcral de doña Aldonza de Mendoza, obra gótica de la primera mitad del siglo XV, realizada en alabastro blanco hacia 1435, poco tiempo después de fallecer esta señora, que dejó en su testamento mil florines de oro para hacerlo y situarlo en el centro de la nave mayor de la iglesia monasterial de los jerónimos de Lupiana. De autor desconocido, este monumento funerario acusa todas las características de la mejor estatuaria gótica. Otras obras artísticas, fundamentalmente pictóricas, aquí reunidas se deben a los pinceles de Bartolomé Román, José de Ribera, Juan Carreño de Miranda, Breda, Juan de la Corte, Antonio Rodelas, Alonso Cano, y Alonso del Arco, así como otra gran porción de anónimos, procedentes en su mayoría de los diversos monasterios de la provincia de Guadalajara. Hay un par de grupos escultóricos debidos a la «Roldana», del siglo XVII.

Hasta hace poco, en las salas bajas del palacio, ocupando lo que fue antigua botillería, se podían visitar buenas colecciones de objetos populares que constituyen un repaso completo al costumbrismo y la cultura popular de Guadalajara, en lo que se denomina Sección de Etnografía del Museo Provincial, pero por causas que nos son desconocidas, esta sección está cerrada desde hace tiempo.

El Museo Diocesano de Sigüenza se sitúa en el palacio de los Gamboa, y ofrece un enorme conjunto de piezas de arte religioso procedentes de todos los pueblos de la diócesis: tallas de vírgenes románicas, retablos góticos y renacentistas, piezas de orfebrería y eboraria, portadas, pinturas de las mejores firmas del Siglo de Oro (Zurbarán, El Greco, Morales, etc.), arqueología, tejidos, códices, etc. Complementario de éste es el Museo existente en la capilla de Santiago del claustro de la catedral seguntino (el llamado Museo de la Catedral) con piezas de interés como tapices barrocos, libros antiguos, el arca de Santa Librada, etc.

El Museo de San Gil en Atienza se encuentra situado en las naves de este bello templo románico, y ofrece en ellas multitud de piezas procedentes de todas las iglesias de la villa: Cristos y vírgenes románicos, cuadros manieristas y una hermosa Inmaculada de Salvador Carmona, mas unos cuadros con Profetas y Sibilas de Juan Soreda completan esta muestra de gran interés, situada además en un incomparable marco medieval, recientemente restaurado.

Finalmente, los museos de Pastrana ofrecen al visitante cuantiosas colecciones de arte de todas las épocas. El de los carmelitas, situado en el actual Convento franciscano de San Pedro, e inaugurado hace escasas fechas, ofrece una gran colección de cuadros relacionados con la reforma carmelitana en Pastrana, capitaneada por Santa Teresa de Jesús y San Juan de la Cruz en aquella villa. Y el de la Colegiata, en el que destacan la serie de seis tapices flamencos del siglo XV sobre las campañas africanas del Rey Alfonso V de Portugal, una de las colecciones cumbres del arte mundial del tapiz. Y buena copia de cuadros, de esculturas, de orfebrería y artes suntuarias de los siglos clásicos del arte hispano.

Toda una oferta para los amantes de los Museos, que en estos enclaves guadalajareños podrán admirar a su gusto cientos de piezas interesantes relativas al pasado artístico de nuestra provincia.