Un catálogo de protecciones

Complemento permanente de una exposición muy bien planteada, es este libro que lleva por título el mismo de la muestra “¡Líbranos de todo mal!”. Se trata de un cuadernillo de 22 x 22 cms., encuadernado a caballete, con 36 páginas impresas a todo color sobre papel couché mate de alto gramaje, y en el que se recogen textos elaborados por el comisario de la exposición, José Antonio Alonso Ramos, que muestran un hilo conductor muy bien ensamblado, en torno al tema de los amuletos, y las protecciones personales y materiales ante la fatalidad. Un tema eterno, que ancla sus orígenes en los de la Humanidad, y que con un inicio mágico y de creencias naturalistas arriba siglos después a las raíces religiosas cristianas que asumen el mismo tema: la protección del hombre y sus cosas (animales, viviendas, campos, vidas) ante las agresiones del entorno, unas veces por azar, otras provocadas por enemigos.

Fue montada la exposición y editado este su catálogo con motivo del III Encuentro de Etnología de Guadalajara, celebrado en Guadalajara y Atienza del 20 al 23 de octubre de 2022. Numerosas comunicaciones sobre el tema se sucedieron, por parte de especialistas y estudiosos, y la exposición remató el quehacer con su fuerza expositiva, las piezas verdaderamente relevantes y bien escogidas, y el montaje profesional y atractivo.

Mitos y Ritos que permanecen

El libro (que es, en definitiva, lo que siempre queda de todas estas manifestaciones sometidas a la temporalidad) está muy bien editado, y lleva una Introducción del investigador Alonso Ramos, en el que se administran con tino las generalidades del Mundo Espiritual: supersticiones y creencias.

El capítulo 1 va dedicado a la protección del ciclo vital, amenazado por el Mal de Ojo en personas, animales y cosas, ofreciendo muchos ejemplos de piezas arqueológicas, paleolíticas incluso, y otras modernas en forma de escapularios y estampitas. El capítulo 2 se refiere a la protección de la casa y la familia, especialmente con esgrafiados en fachadas, frases y símbolos en dinteles, cruces y llamadores en puertas, plantas y signos en todos los elementos de la vida cotidiana. El capítulo 3 se refiere a la protección de los animales domésticos y el 4 a la protección de la comunidad, concluyendo con un breve capítulo sobre los elementos protectores en la actualidad, mostrando cintas, medidas, pegatinas y colgantes.

Acaba la obra con una medida referencia bibliográfica, y todo ello protegido por una cuidada maquetación y una hermosa portada diseñada por Miguel Angel Cuadrado, quien también ha colaborado capitalmente en la conjunción de materiales para la exposición y el catálogo. Un libro que, en última instancia, viene a prolongar en el tiempo el análisis hecho sobre esta interesante temática. Y que confirma el valor de lo impreso sobre lo meramente dicho o inaugurado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.