NPG’21

Termino de leer una publicación singular que recibí ayer mismo de Diputación, que ha sido la institución encargada de su patrocinio y promoción. Se trata de “NPG’21” (Nueva Poesía de Guadalajara. Poesía Tímida” y figura como Colección TTT_Poesía. 

Lo mejor del libro está en el Prólogo [atrevido para una poesía “tímida] de Jesús Orea, quien ha apoyado la publicación, y ha posibilitado que una veintena de poetas con raíces alcarreñas (unos más y otras menos) muestren sus quehaceres en forma de escritos con formulación poética. En un arranque de democratismo, nadie firma sus composiciones, pero sí aparecen al principio sus nombres, con lo cual el lector se queda ayuno de poder identificar al autor o autora de un poema que especialmente le ha gustado, y así poder luego hacer el seguimiento de su obra. Son procederes modernos, que uno no llega a valorar, porque posiblemente pertenece a otro mundo.

La mayoría de estos poemas tienen al amor humano por protagonista. Es lógico: están escritos por gente joven, y su fisiología funciona a la perfección. Los hay superficiales, los hay hondos, algunos alcanzan cotas muy altas, pero en este proceso de anonimato no procede ensalzar unos porque sería descoronar otros. Hay cosas de alto contenido rousseauniano, como “Erizo” y “Encina centenaria”, pero en general predomina la introspección y las sorpresas de un alto nivel hormonal sublimado. Está bien que el comportamiento humano se dirija por los escritos, por el acopio de frases bonitas y la búsqueda de un sentido para el existir. Este es un libro coral (como ahora se dice a lo que supone acopio de humanos materiales diversos) y entretiene un rato. Ojalá –deseo al fin, porque de deseos se fragua el futuro– todos estos noveles/tímidos escritores resplandezcan un día y le den a la literatura española muchas alegrías. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.