Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

Homenaje a Manuel Criado de Val en su centenario

Manuel Criado de Val en su centenarioEl pasado domingo estaba previsto el anunciado Homenaje a la figura de don Manuel Criado de Val, de quien este año se cumple el Centenario de su nacimiento. El acontecimiento había sido preparado para el domingo 14 de mayo, a las 11 de la mañana, en la carpa central de la Feria del Libro, instalada en la Plaza Mayor. A punto estuvo de no celebrarse, por la falta de asistencia de público. Al final, se reunieron una docena de oyentes, (algunos y algunas de relevancia) y se pudo hacer este cumplido homenaje de admiración y cariño a la figura del profesor Criado de Val, creador de los Festivales de Hita, entre otras cosas.

Mal está que sea yo quien haga la crónica del acto, porque fui el convocante, y el protagonista al dictar una conferencia de una hora de duración, ilustrada con imágenes del profesor, de sus libros, de sus obras, de los lugares en los que fraguó su biografía. Pero la inasistencia de cualquier otro medio de comunicación (con la honrosa excepción de “Cultura EnGuada”) me obliga a dar cumplido mensaje referencial de aquello, al menos para que en las hemerotecas del futuro conste que una docena de ciudadanos se reunieron a memorar la obra y la figura del profesor don Manuel Criado de Val en el Centenario de su nacimiento.

Porque el hecho lo merecía, y el aniversario lo pedía a gritos. Previamente quedó también constancia, a través del alcalde de la villa de Hita, don José Ayuso, que asistió al acto, de la preparación en estos momentos de otro homenaje a la figura del filólogo e historiador, y que tendrá lugar en la alcarreña villa el primer sábado del mes de julio que se aproxima. Yo supongo que alguna otra instancia, particular o institucional, se añadirá a esta secuencia. El personaje se hizo acreedor (en vida) de numerosas distinciones y agasajos, todos merecidos. Y en muerte ya, -aunque la muerte es cada vez más sañuda en su empeño de borrar los rastros de quienes fueron- alguno más le debiera llegar.

Cinco aspectos fundamentales de la obra de Criado de Val

En la misma línea de lo que, con brevedad, escribí en estas mismas líneas el 13 de enero de este mismo año, avisando de este centenario notable, en la conferencia del pasado domingo vine a distinguir, tras unos preámbulos considerativos de otros centenarios recientes y presentes, y que han contado con mayor aplauso mediático que este, en las cinco líneas fundamentales de la investigación y el trabajo de don Manuel Criado.

Que son estas:

  1. Saber filológico aplicado a la vida cotidiana
  2. Estudios y saberes nuevos sobre la Literatura clásica española
  3. Creación del concepto y estudios en torno a la Caminería Hispánica
  4. Creación y mantenimiento de los Festivales Medievales de Hita
  5. Estudios sobre la historia de Hita y su Arcipreste

De todas estas facetas, fue campeón el profesor Criado de Val.

De la primera, mencionar solo la cantidad de programas de Televisión y Radio que él diseño, dirigió y protagonizó, siempre explicando a la gente las formas correctas de usar el idioma. Pero además creando institutos y dirigiéndolos (como el INFOTERM y la OFINES, entre otros) encargados de asesorar a la Real Academia Española, a organismos internaciones, a universidades, etc. de las formas correctas de utilizar las nuevas palabras. Director de diversas revistas científicas filológicas, también director y organizador de numerosos Congresos Internacionales sobre literatura, historia cultural y esencias hispánicas. Él mismo decía que intuía en sí mismo una capacidad enorme de abrir caminos, de poner iniciativas sobre las mesas en que se sentaba. Y así era. No es, por desgracia, habitual que los ciudadanos, y menos aún en esta hora, desarrollen esa capacidad. Entre otras cosas, porque no se les dan facilidades, como a don Manuel se le dieron en su momento.

En los estudios literarios, fue un avanzado de la consideración del verbo como elemento definidor de autorías, y del diálogo como esencia de muchas obras literarias, entre ellas el Quijote. Criado de Val ha sido uno de los grandes cervantistas de nuestro país, más avanzado y arriesgado en sus teorías que otros que ahora pasan por ser pioneros. Juzgó al Quijote, más que como novela, como diálogo clásico, y sobre ello escribió numerosos estudios que se vieron plasmados en un magnífico libro titulado “Don Quijote y Cervantes de ayer a hoy”.

El ámbito de la “Caminería Hispánica” fue otro de los que tuve la fortuna de ilustrar a los oyentes en cuanto a la “cantidad” del tema, dando por sabido de su calidad. En ella, figuran los doce Congresos Internacionales sobre el tema, aquí en Guadalajara (y en Pastrana) celebrados, los 1.036 investigadores participantes, por él convocados, y los más de 1.300 trabajos de investigación aportados, hoy recogidos en Libros de Actas y solemnes estudios que –todos juntos- vienen a retratar la dimensión universal de don Manuel y la grandiosidad de su obra. Apagada en esta hora, no ya por los altavoces de la Feria del Libro (que también durante ese rato se dedicaron a lanzar algunas cancioncillas en absoluto alusivas al acto que se celebraba en la carpa) sino por la banalidad de algunas cuestiones que en redes y medios intentan protagonizar la actualidad, tal que canciones eurovisivas, y otras monadas.

Los Festivales de Hita, creados por Criado de Val en 1961, han seguido celebrándose sin interrupción desde entonces a la actualidad, auspiciados primero por el gobierno de la Nación, y luego, como ahora, fundamentalmente por la Diputación Provincial y la villa de Hita. No hace falta insistir en el tema, porque este nos toca más de cerca, y muchas personas saben en nuestra provincia lo importante que fue aquel monumento festivo, que ha unido desde entonces música, teatro, espectáculo y cultura popular. En algunas diapositivas vimos a don Manuel saludando tras la representación de su versión de “La Divina Comedia”, con un bohordo en las manos, o junto a su inseperable “doña Isa”, su esposa, que le alentó siempre y fue colaboradora insustituible.

Historia de Hita

 

En fin la “Historia de Hita y su Arcipreste”, que desgrané capítulo a capítulo, en imágenes y conceptos, fue la guinda final de su vida, que se desarrolló (aunque viviendo en Madrid, en sus ambientes universitarios) siempre en torno a Hita, y al monasterio de Sopetrán, junto al cual tuvo un viejo molino que mucho tiempo funcionó como enzima creativo de ideas e iniciativas culturales en Guadalajara. Recordamos en ese momento a personas que participaron, junto a don Manuel, en ese permanente ebullir de la cultura alcarreña, y que poco a poco han ido desapareciendo. Porque ese final ineludible que todo lo humano tiene, no podemos, -los que aún permanecemos vivos y con un aliento, aunque breve, de conciencia- dejar que se pierda, que se vaya al olvido, que se diluya en la brisa inocente de la tarde.

Yo creo que fue un homenaje cumplido, necesario, obligado, a don Manuel Criado de Val, quien tanto hizo por esta tierra de Guadalajara, por su aliento cultural, por sus ánimos. Aunque tan escaso fuera, en la mañana del domingo 14 de mayo, el caudal humano que se sumara con su presencia y su aplauso. Eso confirma la idea de que las esencias se conservan mejor en frascos pequeños.

Be Sociable, Share!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *