Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

Plazas Mayores del la provincia de Guadalajara

 

Si hay alguien en la provincia Guadalajara que sabe de Plazas mayores ese es José Serrano Belinchón nuestro dilecto amigo y compañero en estás páginas de NUEVA ALCARRIA, quien ha ido trayendo a lo largo del tiempo de innumerables semanas los relatos puntuales de sus vivencias por todos y cada uno de los pueblos de nuestra querida patria provincial, y que en todos ellos ha puesto su saber decir al referirse a las plazas, a esos lugares urbanos, en los que, de todo pelaje, se alzan picotas, ayuntamientos, fuentes y farolas, y sirven para unir en el recuerdo y la presencia a las gentes de cualquier villa.

En este día en que se inicia la fiesta grande de Guadalajara, y la Plaza de su Ayuntamiento, (donde dentro de pocas horas saldrá adelante su cabalgata anunciadora) se convierte en Plaza Mayor de toda la provincia, quiere traer nuestro Glosario a sus páginas la imagen de algunas de esas plazas mayores que tienen por su sabor, su, elegancia, su intimidad y su belleza, bien ganado un puesto en la admiración de cuantos nos dedicamos a recorrer los pueblos y las trochas de Guadalajara. Por fuerza breves, estos retazos servirían, eso intentan­ proponer lugares donde  viajar, abrir caminos y levantar deseos de llegarse a los lugares más sugestivos, admirarlos y llevarlos en la retina. Estos son algunos de esos puntos donde la plaza es latido y sonido.

En ALMONACID DE ZORITA la plaza muestra el Ayuntamiento, la torre del reloj, y una graciosa serie de soportales con arquitectura popular de la zona., En ATIENZA son dos los ámbitos que nos sorprenden: la Plaza del Ayuntamiento o Plaza Mayor, en la que el edificio concejil preside la estampa triangular del ámbito, apareciendo en su centro la barroca Fuente de los Delfines. Varias casonas nobiliarias, entre las que destaca la de, los Bravo de Lagunas, rodena el conjunto. Y luego más arriba, pasando la cuesta a través del arco de Arrebatacapas, se encuentra la Plaza del Trigo, presidida por la mole de la iglesia de San Juan, y totalmente soportalada, destacando en ella la Casa del Cabildo de Curas, las antiguas tiendas, casonas nobiliarias, etc. Está muy bien reconstruida hace algunos años en forma de plaza típica castellana

En AZAÑON hay una plaza, rodeada de casonas antiguas, el ayuntamiento y arquitectura popular muy bien conservada, que la recomiendo muy especialmente por lo poco conocida que es y el encanto que ofrece, También en la Alcarria, en BRIHUEGA, está la Plaza del Coso que llaman, con el edificio del Ayuntamiento, propio del siglo XVIII, recientemente restaurado, y las fuentes mandadas construir por Carlos III, mas la Cárcel de la Villa, casonas blasonadas, y un nivel de edificios de arquitectura popular muy movida. Aun en BUDIA sorprende su plaza mayor con el edificio del Ayuntamiento, bellísimo con sus columnatas y torre del reloj, mas una gran fuente pegada a su fachada, y en forma triangular, arquitectura popular muy bien conservada.

La plaza mayor de CIFUENTES es también de forma triangular, está presidida por el Ayuntamiento, y el resto de sus flancos está soportalada, teniendo cómo fondo por una parte la mole de la iglesia parroquia] del Salvador, y por otra la del castillo del infante don Juan Manuel. El viajero encontrará en COGOLLUDO una enorme plaza que se preside en su costado norte por el palacio de los duques de Medinaceli, joya del primer renacimiento, y el resto ofrece el edificio del Ayuntamiento con su campanil, y tres niveles de edificios soportalados. En FUENTELENCINA la Plaza Mayor se preside por el edificio del Ayuntamiento, construcción de fachada bien articulada con dos niveles de arcadas arquitrabadas, y escudos. El resto ofrece casas populares con porches.

También la Plaza Mayor de GUADALAJARA, que se, ha modificada, recientemente, poniendo un espacio amplio y abierto en su centro, y estando presidida a poniente por el Ayuntamiento, obra ecléctica de finales del siglo XIX, es ámbito curioso y atrayente, mientras que el resto de sus paramentos están constituidos por edificios soportalados. En HITA debe pasearse su plazal grande, recientemente restaurado, que nos ofrece algunas construcciones Populares de mediano interés, encontrándose presidido por la mole, del castillo. LORANCA DE TAJUNA ofrece en la parte alta del pueblo, con una gran fuente de pilón circular en el centro, el Ayuntamiento y una torre del reloj aislada, la plaza principal que está presidida en uno de sus flancos por, la mole del ábside de la iglesia.

La plaza de MILMARCOS, en el señorío molinés, es un espacio de gran interés y vigor, con dos enormes olmos plantados en el siglo XVII en su centro, y, una fuente, entregándonos en uno de los costados el edificio del Ayuntamiento, con arcadas dobles y escudo, en otro costado la portada plateresca de, la iglesia, y los restantes lados ocupados por casonas blasonadas. En la capital, MOLINA DE ARAGON, la Plaza Mayor o Plaza de España, ofrece en dos niveles el Ayuntamiento y una serie de casas de estrecha fachada, algunas blasonadas como la de los marqueses de Embid. Es muy amplia y espaciosa. Y todavía en territorio molinés, TORTUERA nos entrega por pla­za un amplio espacio limitado en sus cuatro costados por otros tantos caserones o palacios de hidalgos molineses, con sus grandes escudos, sus portalones, sus rejas, y en el centro la olma venerable.

La Plaza Mayor de MONDEJAR es cuadrada, soportalada en tres de sus lados, con árboles y bancos centrales, en el costado de levante se alza la mole de su iglesia parroquial de la Magdalena, plateresca de principios del siglo XVI. A PALAZUELOS quien llega encuentra un plazal muy rural, amplio, con fuente central y los restos ya desperdigados de su picota. En uno de sus extremos, aparece una de las puertas de entrada a la villa amurallada, y muchas de sus casas se apoyan sobre dicha muralla. Hay construcciones populares sencillas pero con detalles de iconografía popular interesantes.

Y la Alcarria sigue ofreciéndonos sus plazas mayores en PAREJA, donde aparece el Ayuntamiento, el antiguo palacio de los Obispos de Cuenca, señores de la villa, y una gran olma central queda carácter a la plaza, escoltada por construcciones populares. Lo mismo ocurre en PASTRANA, con su también llamada  Plaza de la Hora, que se preside por el palacio de los duques, obra de Alonso de Covarrubias, y se abre a través de un calicanto o adarve sobre las huertas que circundan la villa. Los dos costados restantes se forman por movidas construcciones soportaladas. Esta plaza fué diseñada así como «plaza de armas» para ser espacio‑homenaje del palacio. En SALMERON la plaza es de traza triangular, con la iglesia parroquial en uno de sus costados, y en los otros dos, mu­chas construcciones de tipo popular alcarreño, así como el Ayuntamien­to de características más nobles con escudos empotrados en sus muros.

Para terminar, el recuerdo de SIGÜENZA, la mejor plaza de la provincia. En ella está el Ayuntamiento a levante, la catedral a poniente, y los otros dos flancos ocupados por casas nobles, soportaladas en un flanco y con amplias balconadas de hierro y portalones góticos en el otro. Son unas cuantas ofertas que el urbanismo íntimo de nuestros pueblos ofrece al viajero y curioso que en estos abiertos ámbitos puede encontrar los ecos de tiempos pretéritos y el cantar infantil de los corros,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.