Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

El Tabernáculo de Mondéjar

Una obra desaparecida de Juan de Breda

Dentro de la actual circunscripción de nuestra diócesis seguntina, se encuentra la villa de Mondéjar, cabeza de arciprestazgo, que anteriormente perteneció a la diócesis toledana. Es uno de los núcleos de mayor población y más densa historia de la baja Alcarria, y gracias al mecenazgo de sus señores, los condes de Tendilla y marqueses de Mondéjar, ilustres personajes de la familia Mendoza, gozó de prosperidad en los pasados siglos y pudo atesorar, en su gran iglesia parroquial dedicada a María Magdalena, impor­tante colección de obras de arte. La más característica era sin duda el gran retablo mayor, que fue destruido violentamente en 1936. Sus autores fueron los afamados artistas castellanos y andaluces, Alonso de Covarrubias y Nicolás de Vergara como escultores y Juan Bautista Vázquez y Juan Correa de Vivar como pintores. Fue ejecutado dicho retablo hacia el año 1550, siendo sin duda el mejor de toda la comarca, realizado con prolija decoración plateresca, magníficas esculturas y pinturas de gran calidad. De él sólo quedan fotografías.

 Formando parte del mismo, y sin individualizar hasta ahora, se encon­traba en su parte inferior el gran Tabernáculo, obra posterior y de gran calidad artística, que aquí se da a conocer, documentando a sus autores. Quizás porque en el primitivo retablo no fuera incluido, o bien porque se deteriorara con el paso del tiempo, el caso es que la parroquia de Mondéjar decidió realizar, a comienzos del siglo XVIII, un buen tabernáculo que hiciera pareja digna con el retablo. Para ello se procedió, en primer lugar, a realizar la traza y hacer las condiciones de la obra, tareas de las que se encargó el maestro de escultura Juan Alonso Pedroso, quien cobró por ello 60 Reales, en el año 1710. A continuación, el también escultor Juan de Breda se encargó de la realización directa y personal de este tabernáculo, dándolo terminado en abril de 1711, y cobrando por ello la cantidad de 4767 Reales, Colaboró también el escultor Juan Antonio Vélez de Ontañón, quien talló las estatuillas de San Pedro y San Pablo que se adosaron al dicho tabernáculo, cobrando por ellas 250 Reales. Aún hizo el escultor Juan de Breda otra pequeña obra para la parroquia de Mondéjar: una urna de madera y vidrios para colocar en el monumento de Jueves Santo, por lo que se le dieron 120 Reales.

 Tanto el Tabernáculo del altar mayor, como la pequeña urna del monu­mento, desaparecieron destruidas en 1936. Sólo del primero quedan las fotografías, y no buenas, del retablo mayor, en cuya basa se visualiza. Para su conocimiento hemos trazado un esquema, tomado directamente por calco de una de estas viejas fotos. Así se puede observar su estructura, neta­mente barroca, incluyendo prolija decoración vegetal, cabezas de angelillos, columnas salomónicas cuajadas de racimos, todo ello con una perfecta y esmerada talla, así como las dos mencionadas estatuillas de San Pedro y San Pablo. Por todo ello, podemos considerar como positivo el paso por nuestra diócesis, en el siglo XVIII, de los escultores Pedroso, Breda y Velez de Ontañón, que realizaron esta interesante obra, hasta ahora desconocida, y ya, por desgracia, irremisiblemente perdida.

 APENDICE DOCUMENTAL:

 Traza y condiciones

 (Archivo Parroquial de Mondéjar. Libro 3.0 de fábrica. Cuentas de 1710‑1711).

 «Se le pasan sesenta Rs que dió en esta forma, los treinta Rs por la traza de la Custodia referida, y los otros treinta, a Juº Alonso Pedroso Mro de escultura que vino a hazer las condiciones de la obra de ella».

 Obra del Tabernáculo

 (Archivo Parroquial de Mondéjar. Libro 3.o de fábrica. Cuentas de 1710‑1711).

 «Asimismo se le pasan zinco mil ziento y ochenta y dos Rs de vellón que valen ziento y settenta y seis mill ziento y ochenta y ocho mrs los mismos que pagó este maíordorno a Juan de Breda, Mro. de ensamblador, que hizo la Custodia tabernáculo del altar maior desta Iglesia y dió la madera y son dessa forma los quatro mill setezientos y sesenta y siete Reales por la hechura de ella, corno constó de su recibo firmado de su nombre fecho en esta Villa en ocho de Abril deste presente año de la fha. Los ducientos y zinquenta que pagó a Juan Antonio Velez de Ontañón por la hechura de los Apóstoles San Pedro y San Pablo que se añadieron a la obra = y los ziento y sesenta y cinco restantes son de los portes de la madera para toda la obra. Constó de Rezivos de los susodichos».

 Obra de la urna

 (Archivo Parroquial de Mondéjar. Libro 3.º de fábrica. Cuentas de 1712‑1713).

 «Pasansele ciento y veinte Reales que por recivo de Juan de Breda escultor constó averle pagado por la urna que Izo para el monumento desta Yglesia con vidrios cristalinos».

One Comment

  1. Pedro Pablo dice:

    Me gustaría tener más información respecto a la historia de esta iglesia.
    Gracias

Responder a Pedro Pablo Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *