Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

Tradición en Montesinos

 

No es necesario encarecer la belleza del barranco de Montesinos, por donde cruza, entre altivos peñascos rojizos, el río Arandilla, y en cuya orilla izquierda asienta la ermita y albergue dedicados a la Virgen de Montesinos: todo ello se encuentra en término de Cobeta, en el corazón boscoso del Señorío molinés. Y en las piedras del barranco, en torno a la silueta de la ermita, se cierne un eco de leyendas, de tradición que respetuosa y cordialmente ha sido guardada por las gentes de la comarca, que prosiguen manteniendo una devoción sincera al santuario y a la Virgen de Montesinos.

En mi rebusca por los silencios y fríos archivos de antiguas instituciones, he podido hallar no hace mucho tiempo un viejo manuscrito que, aunque breve, viene a dar una visión directa y viva de lo que era la tradición en torno a Montesinos durante el siglo XVII. Se halla este manuscrito, ya comido por el tiempo y las termitas en sus bordes, en el archivo del monasterio cisterciense de Huerta, y es anónima relación que no me resisto a copiar aquí íntegramente, seguro de que serán muchos, no solamente de Cobeta y Molina, sino de otros lugares distantes, los que agradecerán leer estas líneas tan sencillas y evocadoras, tan auténticas y firmes en una creencia multisecular, y, hoy todavía, vivía entre las gentes. Dice así el viejo pergamino:

RELACION DEL SUCESO Y ORIGEN DE LA IMAGEN Y ERMITA DE MONTESINOS. Nostra Sen. de el Montesino es una ermita sita de presente el la Rivera del Río de Arandilla en término de Coveta de la tierra de la villa de Molina En la qual Ermita ay una Imagen de bulto mui antigua la qual según se colige de memorias antiguas y de la común voz y tradición de gente de toda la tierra se aparecieron en una cueva algo más arriba de donde agota está. En la qual cueva se parecen hasta oy señales ciertas de aver avido allí Ermita, y según las memorias y tradiciones dichas se apareció allí a un moro valiente Capn de los Exércitos del Reyno de Valenª que andava haziendo daño a los cristianos de esta tierra y se llamava Montesino, al qual Nra Señora convirtió, y en el mismo lugar le bautizó y vivió haziendo penitencia cuyo cuerpo no se sabe donde está mas de que se conserva el que se llevó a Molina. En confirmación de estas tradiciones se halla incorporada y junta con la dha Cueva que es más de una larca de alto otra Cueva pequeña de altura de un home donde dicen vivió Montesinos es de forma quasi quadrada y de aquí sacan a la Imagen llamarse de Montesinos. Fue esta imagen y Ermita antigua de Mtr° de Huerta por donación de la Condesa de Armesen que hizo donación de Arandilla la qual donación según se halla en el Archivo del Mt.° y en las memorias de los Sepulchros de los Condes de Molina fue echa la Era MCCV.

Esta Ermita según algunos dizen fué llevado la Molina y puesta sobre cierto pilar en la Iglesia Parrochial de Sn Gil se bolvió de allí donde estaba. Assí mismo ay tradición más cierta y recibida que fue llevada la villa de Cobeta, y que assí mismo se volvió a cierto sitio más abaxo de adonde agora está. Lo qual visto por, los señores de Coveta determinaron de edificarle la ermita que agora tiene, en su témino a raya del término de molina y no la volvieron a la Cueva adonde se paresció por estar en término jurisdición de molina.

Esta Ermita con el dcha Image después de varios sucesos en el año de 1611 bolvió a poder del Mr° de Huerta por donación que de ella y otras cosas hizieron los señores Don Diego Lopez de Zúñiga y don Francisco Lopez de Zúñiga su hijo mayor, señores de Cobeta y su tierra reservando para sí el título de Patrones la qual por diferentes, casos a venido a dexarse… esto s sacó de una Relación que ay en este Mrº…

Los últimos fragmentos del texto se hacen totalmente ilegibles por estar e borde del pergamino destrozado, debido a los siglos que por él han pasado. Queda, sin embargo, sabor veraz, su decantada parsimonia, llaneza, que incitan a releerlo a saborearlo como si de un exquisito plato o un cuadro magistral se tratase. Completa así lo que y en ocasión anterior hemos referido de Cobeta, sus paisajes, sus tradiciones y su ermita de Montesinos corazón aún de buena parte del Señorío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.