Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

Acto cultural en Aldeanueva

 

El pasado Viernes, día 24 de octubre, tuvo lugar en, Aldeanueva de Guadalajara el proyectado acto de entrega a su parroquia, del premio obtenido por la misma en el Concurso provincial convocado por la Excma. Diputación para premiar la mejor tarea de restauración y conservación del patrimonio histórico‑artístico de nuestra tierra.

Situada en plena meseta alcarreña, a 14 kilómetros de la capital, Aldeanueva de Guadalajara es una villa de carácter eminentemente agrícola, de la que muchos vecinos han venido a residir o trabajar en la ciudad. Su iglesia parroquial forma ya entra, las obras de arte más interesantes y meritorias de toda la provincia. Se trata de un magnífico ejemplar del arte románico-­mudéjar, de semejantes características a la parroquia de Santiago de Guadalajara, pero de más reducidas dimensiones. Un cuerpo único, con atrio al sur, donde se abre la puerta de ingreso al templo, abocinada y, enmarcada en alfiz de ladrillo con pequeños lazos en el centro y las enjutas. Dentro, el presbiterio es de un efecto inolvidable: un grande y alto arco triunfal le da entrada desde la nave. Primero es una bóveda de medio cañón, toda cubierta de ladrillo, y luego una cúpula de cuarto de esfera, tapizada de lo mismo. Este magnífico edificio, se encontraba con tan señalada ocasión iluminado tanto en su exterior como en el interior. Los servicios de la, Excma. Diputación Provincial consiguieron realzar por medio de luces y sombras la silueta rural de este templo, que podía contemplarse desde la distancia, en la noche otoñal y tranquila, como un ascua de luz. El interior había sido también extraordinariamente iluminado.

A las siete y media de la tarde llegaron las autoridades que presidieron el acto. Se contó con la presencia de nuestra primera autoridad provincial, Excmo. señor don Pedro Zaragoza Orts, gobernador civil y jefe provincial del Movimiento. Con el Excmo. y Reverendo señor obispo, doctor don Laureano Castán Lacoma; presidente de la Diputación, Ilmo. señor don Francisco López de Lucas; vicepresidente de dicha Institución, don Luís Rodrigo Arribas, delegado de Información y Turismo, Ilmo. señor doctor don José MartiaIay San Antonio; procurador en Cortes por la provincia, doctor don Félix Calvo Ortega; alcalde de Aldeanueva y conceja­les, y gran número de personas del ámbito cultural de Guadalajara y Madrid. Un numerosísimo público, que rebosaba los, límites del templo y se extendía por el atrio y proximidades de la iglesia siguió por medio de altavoces el discurso del mismo.

Abrió la serie de intervenciones don José Antonio Suárez de Puga, presidente de la sección de Historia de la Institución Provincial de Cultura «Marqués de Santillana», quien en breves palabras justificó el acto como una colaboración, a las intenciones del Año Europeo del Patrimonio Arquitectónico. A continuación el señor López de Lucas hizo entrega al que como párroco de la iglesia dirigió sus obras de restauración, don Calixto García, el premio consistente en 25.000 pesetas y un artístico diploma. Glosó el señor presidente de la Diputación Provincial la tarea magnífica de restauración llevada a cabo, y manifestó su apoyo total a estas tareas de cuidado por lo que de mayor interés tiene nuestro patrimonio artístico. Fue luego don Calixto García quien habló acerca del proceso de restauración de su iglesia, de las escasas ayudas encontradas, y de su fe y si tesón porque aquello legara a realizarse dignamente. Como intervención central del acto, tomó a continuación la palabra este cronista, quien a lo largo de cuarenta minutos desarrolló el tema del “Mudejarismo en Guadalajara”

Como segunda parte del programa, actuó luego el Orfeón «Santa Teresa» de la Sección Femenina del Movimiento de Guadalajara, dirigido por don José Simón, obsequió al público con ocho canciones de tema religioso y popular, acabando con una Salve acompañada por Iodos los asistentes, cerrando el acto el señor obispo con una oración. A continuación, el Ayuntamiento de la villa obsequió a las autoridades y asistentes con una copa de vino español.

De completo éxito puede calificarse este acto tan simpático y tan trascendente al mismo tiempo, pues tuvo, dos protagonistas principales: el pueblo entero de Aldeanueva de Guadalajara, a el asistente en masa, gozando de una «fiesta como no la habían tenido nunca», según manifestaban algunos vecinos, y, el otro protagonista fue don Calixto García, ese sacerdote entusiasta e inteligente que supo cargar, y salir airoso, con un trabajo titánico y difici­lísimo, cual era poner, en su ori­ginal estado de mudejarismo una iglesia que había sido desfigurada en todos sus aspectos, durante largos siglos. El aire popular, y a un mismo tiempo altamente in­telectual de la jornada, se quedó como modélico para las actuaciones de la Institución de Cultura «Marqués de Santillana», pionera hoy por hoy, en las atenciones culturales y de calidad que se dan en nuestra provincia de Guadala­jara.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.