Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

mayo 18th, 1974:

Noticia de los hermanos Durón

 

Entre los grandes artistas que la provincia de Guadalajara ha dado al mundo, cuentan, entre los más relevantes, dos músicos barrocos, nacidos ambos en Brihuega, y que, concretamente, el año pasado, en la Jornada de Exaltación Alcarreña, qué se celebró en dicha villa, recibieron el’ homenaje de sus paisanos: Sebastián y Diego Durón, cuya labor musical fue múltiple en la España de fines del siglo XVIII.

Acerca de sus vidas y obras se han hecho últimamente notables investigaciones y conseguido unas muy interesantes puestas al día de sus creaciones musicales, tanto en directo como en grabaciones. Y es preciso destacar los nombres de dos Personas, que han dedicado muchas horas de su Vida y un gran entusiasmo por dar a conocer la obra de estos músicos briocenses. Se trata de la ilustre investigadora canaria, doña Lola de la Torre de Trujillo y de su sobrino, don Lothar G. Siemens Hernández, quienes con sus investigaciones historiográficas, han abierto nuevos caminos en el conocimiento de estos nuestros paisanos.

Hoy sólo quiero mencionar aquí, las últimas actividades de estas dos personas en torno a la producción musical de los hermanos Du­rón.

Doña Lola de la Torre, publicó en 1963, en la revista «El Museo Canario», un interesante artículo titulado «La Capilla de Música de la Catedral de Las Palmas, y el compositor Sebastián Durón», deshaciendo con ello la falsa creencia tenida hasta entonces, acerca de la ocupación por este músico, el mayor y más  famoso de los dos hermanos, de la maestría de la capilla musical canaria. Aunque, Sebastián estuviera en la isla, y en el archivo de su catedral se conserven algunas partituras suyas, ha quedado suficientemente demostrado que no ocupó tal cargo. Según investigaciones de Lothar G. Siemens Hernández, en su artículo titulado «Nuevos documentos sobre el músico Sebastián Durón», publicado en el Anuario Musical de 1961, el famoso músico briocense pasé, como organista por los catedrales de Sevilla, el Burgo de Osma y Palencia, previa su arribada al cargo de organista de la capilla real de Carlos II, puesto que ocupó el 23 de septiembre de 1691. Son muchas las noticias que Siemens aporta de ese período, hasta ahora desconocido, de la vida de Sebastián Durón, que fue más conocido por su cargo de director de la Capilla musical real, sus intervenciones en la política del, cambio de dinastías, entre Austrias y Borbones, y su acabamiento en el exilio, en Cambó‑les‑Bains (Francia), en 1715.

La vida del hermano menor, Diego Durón, es menos conocida y más tranquila, más reposada que la de su hermano. Diego, na­ció también en Brihuega, (así lo dice en su testamento, conservado en el Archivo Histórico Provincial de Gran Canaria), siendo sus padres, Sebastián Durón y Francisca de Ortega (también confirma estas noticias Sebastián, cuando presentó los documentos probatorios de su limpieza de sangre al intentar acceder al cargo de organista en Burgo de Osma). En 1676, Diego fue nombrado maestro de la capilla musical de la Catedral de Las Palmas. Ya no dejó su puesto hasta el mismo día de su muerte, el 15 de marzo de 1731, en la ciudad isleña, siendo enterrado en la iglesia de los Remedios, al pie del altar, que él erigió a Nuestra Señora del Pino. Doña Lola de la Torre ha escrito un magnífico trabajo titulado «Noticias sobre D. Diego Durón, maestro de capilla de la Catedral de Las Palmas», por el que ha recibido el Premio de erudición histórica «Viera y Clavijo», y que está pendiente de su publicación. Además, en la revista «El Museo Canario», de los años 1964 y 1965, publicó esta autora el Catálogo general, comentado, de «El Archivo de Música de la Catedral de Las Palmas», incluyendo entre sus páginas 203 a 216, las 421 composiciones musicales que este au­tor escribió durante su larguísima estancia canaria.

Sin embargo, y a pesar de su gran calidad artística, los villancicos de Diego y la obra polifónica de Sebastián son todavía muy poco conocidos entre los aficionados a este arte de los sonidos. Bajo la dirección técnica de Lothar Siemens, e interpretada por la Escolanía de Montserrat, la Deutsche Gramophon Gesellschaft grabó, hace paco tiempo, un disco, para la colección Archiv «Hispaniae Musica», con obras de los hermanos Durón. Más recientemente, el 30 de octubre de 1973, por la Coral Polifónica de la Caja Insular de Ahorros de Gran Canaria, se dieron a conocer tres obras polifónicas de Diego, Durón: el «Adiuva nos Deus», el «Sciens Iesus» y «los Motetes para los Oleos del Jueves Santo». De la primera de estas obras, comentó el crítico Martín Codax que, «sitúa al auditorio ante una polifonía compleja, de excepcional empaque en la escritura, con un mecanismo contrapuntístico sensibilizador por la idea temática ‘y la nobleza de las yuxtaposiciones de voces», diciendo de los últimos, que deben calificarse como «tres piezas sobrecogedoras». El año pasado, en septiembre, en la ya mencionada Jornada de Exaltación Alcarreña, celebrada; en Brihuega, el Cuarteto Vocal «Tomás Luís de Victoria» interpretó también algu­nas obras de Diego Durón.

Todo esto viene a decirnos el interés que últimamente están despertando las figuras y la obra de dos inmortales briocenses, los hermanos Durón, cuya música debería ser familiar para todos los alcarreños y cuyos villancicos a 4, 5, 7 y 8 voces, nos gustaría mucho escuchar de las bien conjuntadas de la Coral «Santa Teresa de Jesús» de nuestra Sección Femenina de Guadalajara.