Los Escritos de Herrera Casado Rotating Header Image

abril 28th, 1973:

Ayuda a la vida rural

 

Cuando la frase machacona, repetida, tópica, es la que nos ilustra sobre el abandono y decadencia de los pueblos, de los perdi­dos y alejados núcleos de vida de nuestra provincia, llega como una ráfaga de extraordinario aliento el momento de convocar Concurso, por piarte de la Diputación y otros organismos oficiales, para premiar las cosas más sencillas y honestamente hechas en estos lugares de Guadalajara.

No, son, vitales, no van a salvar a ningún pueblo del hundimiento, ni a otros los va a proyectar a su definitiva salvación: son, simplemente alentadores. Como un obsequio que en ese día grande y festivo, en ese XII Día de la Provincia que llegará a final de junio, quiere hacer la Diputación Provincial a todos cuantos en ella confían. Son unos premios en los que vale más el gesto de ayuda, la voz de ánimo y él cordial palmoteo en la espalda, que el puñado de pesetas que a él se acompaña. Con el que, de todos modos, podrá seguirse en la emprendida tarea.

Se van a repartir un total de 621.000 pesetas a los ayuntamientos, escuelas, centros de, lectura y particulares que más hayan brillado en su tarea de ejecución de obras o embellecimiento de sus propiedades. De una manera rápida, pues ya la prensa local lo ha publicado con lujo de detalles, quisiera recordar el modo y manera en que ese dinero se repartirá el próximo 29 de junio.

En primer lugar, la Excma. Diputación Provincial concederá premios de Cien, Sesenta y Cuarenta mil pesetas a los ayuntamientos que durante 1971,1972 y primer semestre de 1973 hayan ejecutado la más completa labor de ejecución y promoción de obras públicas y privadas. Un premio de pesetas 30.000 es para el ayuntamiento que mejor haya defendido y cuidado su patrimonio histórico – artístico ‑ monumental. Otro de pesetas 20.000 será para la mejor tarea, practicada en orden a la creación de centros rurales de lectura. Veinticinco mil pesetas serán para el Municipio que en los cinco últimos años, haya creado y cuidado sus jardines y parques pú­blicos.

A continuación figuran los premios que la Jefatura Provincial del Movimiento concede en esta ocasión para idénticos o parecidos fines: el Patronato Gerardo de Juan García «Para la mejora de la vivienda rural» va a repartir 200.000 pesetas en total, a los ayuntamientos que hayan mantenido sus localidades, y viviendas en mejor estado de conservación, limpieza y agradable aspecto: Quisiera en este apartado, importante de verdad, hacer alguna aclaración que, a mi, modo de ver, es sustancial: nuestros pueblos alcarreños, todos los pueblos de nuestra provincia, poseen una estructura, un aspecto y un modo de vivir, que es peculiar de Castilla, región única en el mundo, y que ha adquirido su, espíritu y su personalidad a lo largo de muchos siglos y muchos avatares. A la hora de conceder premios para coronar esfuerzos municipales en orden a la limpieza y conservación del conjunto urbano, habrá de tenerse en cuenta lo realizado para presentar ese conjunto con un aire verdaderamente castellanos. Limpio, sí. Pero sobrio y grave. Serio. Sin ruinas, sin aguas estancadas, sin malos olores, sin chatarras abandonadas. Pero también sin parches ni aditamentos inadecuados. En mi modestia opinión, será un demérito grave el llenar un pueblo de puertas verdes y rojas, de fachadas amarillas, de cartelones torpes con que anunciar un bar, una piscina o el alegre carácter de «los quintos del 72». Y, por supuesto, será pecado mortal, urbanísticamente hablando, ese «encalado de fachadas» que por error, supongo, se ha deslizado en las bases de los presentes concursos, Estamos en Castilla, no en Andalucía o la Mancha. Y aquí, que yo sepa, no se ha tenido nunca por costumbre dar de cal a las portadas de las casas. ¿Por qué vamos ahora a sacar una moda que atenta a la más rancia y genuina solera de nuestra tierra, cómo es el aspecto pardo, terroso, pétreo, de los pueblos de Guadalajara? ,

Hay luego ocho premios de 3.000 pesetas para los particulares, que mejor hayan conservado interior o exteriormente sus viviendas.

La Delegación de la Juventud da 25.000 pesetas a la Delegación Local que más dedicación haya procurado a su Centro de Convivencia Juvenil. Y la Sección Femenina dará cuatro premios de 3.000 pesetas al patio, balcón, ventana o fachada mejor adornados con flores y plantas naturales.

También la Caja de Ahorro de Guadalajara va a colaborar en es­te reparto de ayudas económicas, premiando con 25.000 pesetas a la plaza mejor urbanizada y a las Escuelas que más limpias y adornadas estén por el esfuerzo y cariño de maestros y alumnos.

En último lugar, como un capítulo nuevo y sumamente interesante, la «Sección de Defensa de la Naturaleza y el Paisaje» de la Institución Provincial de Cultura «Marqués de Santillana», conjuntamente con la Comisión Provincial de Información, Turismo y Educación Popular, convocan dos premios de 10.000 y 25.000 pesetas, respectivamente, para los Ayuntamientos que en los últimos, cinco años, más se hayan distinguido en habilitar «Miradores Naturales» para el cómodo llegar y contemplar, por parte de turistas y montañeros, los fabulosos paisajes de los que está llena nuestra provincia.

Ha sonado, pues, la hora de la cordial competencia y el sano disputar entre los pueblos. Más que por unos miles de durillos que puedan llegar a reforzar los presupuestos, por el hecho de ver la propia localidad, decente y cuidadosamente conservada. Y, que los demás, públicamente, lo reconozcan. Suerte a todos, y a esperar.